El estrés y la ansiedad se han convertido en el día a día de los trabajadores. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el estrés laboral es la duodécima causa de muerte más importante a nivel mundial según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Millones de colaboradores en LATAM han sufrido de estos trastornos mentales como consecuencia de la falsa suposición de que el estrés y la presión aumentan la productividad en las organizaciones. Pero en realidad, solo están ocasionando el efecto contrario: menor productividad, ausentismo, presentismo, mal clima laboral y graves problemas de salud mental.

De hecho, la Asociación Estadounidense de Psicología estipula que entre el 60 y el 80% de los accidentes laborales y el 80% de las visitas al médico se deben al estrés. Y un estudio de Queens School of Business y de la Organización Gallup el estrés en el lugar de trabajo conduce a un aumento de casi el 50% en la rotación voluntaria.

Entonces ¡hablemos de construir una cultura laboral positiva en tu equipo!

Sobre la cultura laboral positiva

Si como líder quieres aumentar la productividad, retener el talento, mejorar los resultados y fomentar el bienestar de tus colaboradores, es el momento de implementar la cultura laboral positiva. Te estarás preguntando: ¿Qué es? ¿Cuáles son sus principios? ¿y cómo puedes implementarla en tu equipo?

Para empezar, la cultura laboral positiva tiene como objetivo superar en equipo la adversidad de cualquier crisis a través de la empatía y la confianza, lo cual es posible a través de estos 6 principios:

  • Cuidar, interesarse y mantener la responsabilidad de los colegas como amigos.
  • Brindar apoyo mutuo con amabilidad y compasión cuando otros están luchando.
  • Evitar culpar y perdonar errores.
  • Inspirarnos unos a otros en el trabajo.
  • Enfatizar la significación del trabajo.
  • Tratarse unos a otros con respeto, gratitud, confianza e integridad.

4 formas para crear una cultura positiva

Como líder, ¿cómo puedes construir una cultura positiva en tu equipo? 

  • Fomenta las conexiones sociales:  Los lugares de trabajo tóxicos y llenos de estrés afectan las relaciones sociales y, en consecuencia, la esperanza de vida.
  •  Muestra empatía: Sé un líder que demuestra compasión hacia sus colaboradores.
  • Haz todo lo posible por ayudar: Cuando los líderes no solo son justos sino sacrificados, sus colaboradores se sienten realmente motivados e inspirados para volverse más leales y comprometidos.
  • Anima a las personas a que hablen contigo, especialmente sobre sus problemas: Un líder que se preocupa por sus colaboradores y su salud mental, mejoran el desempeño de su equipo. Según la investigación de Amy Edmondson de Harvard, los líderes que son inclusivos, humildes y animan a los miembros de su equipo a hablar o pedir ayuda, conducen a mejores resultados de aprendizaje y desempeño. 

En lugar de crear una cultura de miedo a las consecuencias negativas, construye una cultura laboral positiva que aumenta las emociones positivas, mejorará las relaciones laborales, la creatividad y las habilidades de los miembros de tu equipo.

Related Posts

Leave a comment