La virtualidad llegó para quedarse. Ahora, muchas empresas adoptaron el trabajo remoto como la principal modalidad de negocio. Según un informe del Ministerio de las TIC de Colombia, la pandemia impulsó esta modalidad logrando que, en el año 2020, 209.173 empleados se convirtieran en teletrabajadores, es decir, hubo un incremento de 71% con respecto a 2018, cuando solo había 122.278.  Y demostró que 6 de cada 10 empresas estaban en proceso de adopción del teletrabajo.

A nivel mundial, según un estudio de Adobe Forrester, el 67% de la fuerza laboral en el mundo convirtió al home office en una modalidad de trabajo y otro 39% de las empresas constatan que adoptarán el teletrabajo de forma permanente. Entonces, ¿Cómo cuidar la salud mental de tus colaboradores en la virtualidad?

La cuestión está en la manera cómo tú y tus colaboradores trabajan virtualmente. Un healthy workplace que priorice la salud mental será el garante principal para aumentar la productividad en casa y disminuir la rotación del personal en tu organización. Incluso, de mantener los índices de mortalidad bajos pues según el Informe Global de Riesgo 2020 que realizó el Foro Económico Mundial asegura que la salud mental será la causa principal de muerte durante la próxima década.

Es tu Momentu de prevenir

Existen muchas acciones que podemos practicar durante la virtualidad para cuidar la salud mental. Toma nota y compártelo con los colaboradores de tu compañía.  

1.   Implementa una rutina. Durante el trabajo en casa es muy importante que se establezcan unas rutinas que te permitan organizar tu tiempo y las cosas que tienes que hacer durante el día, no necesariamente laborales. Por eso, intenta levantarte y acostarte todos los días a una hora similar; consume alimentos saludables en horarios fijos; establece horarios para trabajar y tomar pausas activas; y dedícale tiempo a hacer alguna actividad que te guste.

2.  Organiza tus actividades del día.  A través de la herramienta “Brain Dump” o “Descarga de cerebro” podrás identificar y organizar tus tareas pendientes y pensamientos. ¿Cómo iniciar?

  • Escribe todo lo que necesitas, debes y has pensado hacer. No importa que estén en desorden.
  •  Al terminar, pregúntate ¿Qué es necesario, importante y urgente?
  •  Aléjate de la lista durante un tiempo. Pueden ser 10 o incluso 30 minutos. Si recuerdas algo durante el descanso, anótalo.
  •  Organiza por categorías lo que tienes escrito en la lista. Por ejemplo: ideas creativas, ideas de textos, diseño de presentaciones, etc.
  •  Dale mayor sentido a tu lista. Revísala completamente y no la dejes sin categoría. Si encontraste algo que ya no quieres incluir, elimínalo.
  • Divide los grandes proyectos en tareas. Sé más específico con las acciones que necesitas realizar para alcanzar satisfactoriamente dicho proyecto.
  •  Asígnale plazos a las tareas y a los proyectos. Si los divides en: qué hacer hoy, qué hacer esta semana y qué hacer en este mes podría funcionar.
  •  Agrégalo a tu calendario, especificando la fecha de ejecución.  E inicia con tu tarea más fácil del día.

3.  Controla el tiempo que pasas enfrente de la pantalla. Pasar tanto tiempo en el computador, el celular o la tablet puede generar trastornos de ansiedad y depresión. Así que designa lapsos de tiempo para desconectarte de los dispositivos. ¡Es momento de hacer algo que te guste!

4. No te enredes en las redes sociales. Estas aplicaciones y plataformas, aunque nos han permitido mantener comunicación con familiares y amigos, pueden afectar el bienestar emocional y mental al hacer uso excesivo de estas. Un estudio del Centro Hospitalario Universitario Sainte – Justine de la Universidad de Montreal asegura que la depresión causada por las redes sociales se debe a lo que se consume en ellas.

Cuidar la salud mental en la virtualidad es un reto para las organizaciones, pero muy importante para mantener a tu talento motivado, comprometido y feliz.

Related Posts

Leave a comment