Las cifras de suicidio van en aumento, sin duda alguna, como consecuencia de las pérdidas de empleo, las insolvencias económicas y las dificultades para llevar a cabo el duelo, a raíz de la pandemia. Según la Organización Panamericana para la Salud (OPS) cada año cerca de 703. 000 personas se quitan la vida cada 40 segundos y muchas más intentan hacerlo. 

Los suicidios son un fenómeno que afecta a todas las regiones del mundo. Por eso, pensar en hablar cada un minuto sobre salud mental podría evitar un suicidio en el entorno personal o laboral. 

De acuerdo con la Organización Mundial para la Salud (OMS), el suicidio del trabajador es consecuencia de una compleja interacción entre los problemas de salud mental y las condiciones de trabajo estresantes. Por lo que aumentar la sensibilización y los espacios de diálogo frente a esta conducta contribuyen a suprimir los tabúes que obstaculizan la búsqueda de ayuda profesional. 

Pero ¿cómo reconocer que una persona tiene pensamientos suicidas en el trabajo? Si identificas estas señales de riesgo, es necesario que lo refieras a un profesional.

  1. Comportamientos alejados y comentarios que demuestran falta de motivación por la vida, resignación o desesperanza. 
  1. Cambios drásticos de humor, incluso ganas de llorar frecuentemente. 
  1. Frases como “me quiero morir” o “ya nada tiene sentido”, pueden traducirse como un deseo de ayuda. 
  1. Conductas autodestructivas como autolesionarse o aumento considerable del consumo de sustancias psicoactivas como alcohol, drogas, dentro y fuera del espacio laboral. 
  1. Pérdida de interés en lo que siempre le ha gustado
  1. Alteraciones en el sueño y en el apetito
  1. Aislamiento social 

Según la OMS, el suicidio se puede prevenir siempre y cuando se actúe de diferentes formas y se normalicen las palabras que tienen contenido desesperanzador. Como dice el refrán: “hay que llamar cada cosa por su nombre”. Un desafío para los directivos y los líderes de HR, quienes, según el Instituto Nacional de Salud Mental de los Estados Unidos, deben garantizar un ambiente preventivo en conductas suicidas dentro del ámbito laboral. Te compartimos unos tips para hablar y promover la salud mental en tu empresa: 

  1. Crea un ambiente que no juzgue y no permita ningún tipo de acoso contra el estado físico o mental de tus colaboradores.
  1. No excluyas a aquellos colaboradores que necesiten apoyo ya sea porque están pasando por una crisis, sufriendo cambios difíciles en la vida o experimentando problemas de salud mental. 
  1. Proporcionar educación sobre la prevención de suicidios para así, garantizar el apoyo mutuo desde la empatía. Quizá podrás capacitarlos sobre primeros auxilios psicológicos. 
  1. Identifica a los empleados que puedan estar en riesgo y brindarles apoyo profesional. 
  1. Construye una cultura del autocuidado tanto físico como mental en el que promuevas vidas saludables y conversaciones positivas. 

Junto a Momentu podrás cuidar la salud mental y emocional de tus colaboradores. ¡Activa las rutas de prevención!

Related Posts

Leave a comment