Un ambiente laboral tóxico es perjudicial para cualquier equipo de trabajo. De hecho, los contextos laborales tóxicos no solamente son dañinos para las personas que integran los grupos laborales, sino también para el líder. Y además, son un factor limitante a la hora de alcanzar los objetivos empresariales.

Pero ¿cómo se puede identificar un ambiente laboral tóxico? ¿Cuáles son las acciones que pueden llevarse a cabo para manejar un ámbito de trabajo poco saludable?

Debido a su importancia, a lo largo de este blog post, te contaremos en detalle todo lo que necesitas saber sobre cómo transformar un ambiente laboral tóxico. Y así, podrás optimizar el rendimiento en todos tus espacios de trabajo. 

¿Qué es un ambiente laboral tóxico?

Un ambiente laboral tóxico es un entorno de trabajo negativo para los recursos humanos. Este es el resultado de comportamientos nocivos por parte de los integrantes del equipo laboral, así como también de sus superiores. 

De este modo, a partir de una cultura empresarial tóxica, los vínculos entre las personas y el alcance de la productividad organizacional se ven afectados. 

Además, en un ambiente laboral tóxico, se constatan problemas relacionados con:

  • Una comunicación deficiente.
  • Presencia de un mal liderazgo.
  • Dificultades en la asignación de tareas.
  • Dentro de un ambiente laboral tóxico, hay falta de compañerismo y empatía entre las personas.
  • Alta demanda de rendimiento con ausencia de tiempos de descanso.
  • No existe un enfoque de bienestar laboral en las políticas de talento humano. 

En pocas palabras, todas estas variables favorecen la existencia de un ambiente laboral tóxico. Y de esta manera, el desempeño laboral disminuye, junto con el nivel de bienestar emocional del talento. 

líder de equipo maltrata a una colaboradora en un ambiente laboral tóxico.
Fuente: Canva
Características de un ambiente laboral tóxico

Para que sepas distinguir un ambiente laboral tóxico, a continuación, te presentamos algunos elementos que suelen estar presentes en este tipo de contextos de trabajo:

  • La presencia de un ambiente laboral tóxico es el resultado de una cultura organizacional negativa. Según un estudio de Infobae, el 85% de las compañías mexicanas tienen entornos de trabajo tóxicos. En estos, predomina una demanda laboral con altos niveles de exigencia, una mala distribución de tareas, la aplicación de estilos de liderazgo perjudiciales, así como también factores de maltrato laboral. Al mismo tiempo, son el resultado de fallas en planes de ergonomía y de ausencias de programas de bienestar laboral.
  • En ocasiones, un ambiente laboral tóxico se presenta a partir de un tipo de liderazgo inadecuado. Los líderes, con frecuencia, no saben gestionar sus competencias blandas. Por eso, es imprescindible trabajar sobre los estilos de liderazgo, para que el líder pueda conocer primeros auxilios de salud mental y trabajar con inteligencia emocional. Ello, por medio de la puesta en acción de la empatía, diversas habilidades sociales; y especialmente, aquellas vinculadas con la resolución de conflictos.
  • Una de las causas de un ambiente laboral tóxico es la mala comunicación. De hecho, los procesos de feedback positivos son una de las herramientas fundamentales para combatir los espacios laborales tóxicos.
  • Las altas demandas de trabajo, a veces, son las responsables de promover un ambiente laboral tóxico. Por consiguiente, las personas padecen estrés y otros problemas de salud emocional, por ejemplo depresión y ansiedad.
    Al respecto, un análisis de Forbes menciona que el 52% de las personas que forman parte de la generación millennial ha considerado un cambio de trabajo durante los próximos años. Esto se debe a la falta de equilibrio entre la vida personal y laboral.
colaborador padece burnout en un ambiente laboral tóxico.
Fuente: Canva
Estrategias para evitar un ambiente laboral tóxico

Existen múltiples mecanismos que permiten reconocer un ambiente laboral tóxico. Siendo así, en el caso de que necesites recursos para enfrentar un ámbito de trabajo tóxico, presta atención a este listado de estrategias que te presentamos.

Como consecuencia, podrás identificar las señales de un ambiente laboral tóxico y ponerte en acción para evadir todo tipo de ambiente laboral negativo:

1. Evalúa la satisfacción laboral

El primero de los métodos a tener en cuenta para detectar signos de un ambiente laboral tóxico es establecer el estado general de satisfacción por parte de los colaboradores de una empresa. 

Si quieres saber si hay un ambiente laboral tóxico en tus equipos, puedes llevar a cabo evaluación de satisfacción laboral. Hazlo a través de una encuesta, en la que el talento pueda especificar cómo se siente en relación con su trabajo y qué podría ser mejor. 

2. Realiza reuniones de equipo

Por otro lado, a la hora de neutralizar un ambiente laboral tóxico, es recomendable establecer reuniones individuales y grupales con tu grupo de trabajo. Por ende, reconocerás si existe un ambiente laboral tóxico; y cuáles son las fortalezas y oportunidades de mejora a considerar. 

3. Ofréceles  programas de bienestar emocional a tus colaboradores

Una de las prioridades de Recursos Humanos debe ser la salud mental del talento. Entonces, en el caso de que el ambiente laboral tóxico sea altamente negativo, es esencial recurrir a profesionales especializados.

Como líder, ante un ambiente laboral tóxico, puedes ofrecer mentorías o sesiones de coaching emocional a los colaboradores. De este modo, trabajarán sobre aquellos aspectos de la personalidad que afectan su forma de vinculación laboral y el nivel de felicidad en el trabajo. 

4. Promueve un cultura organizacional positiva

Para que no exista un ambiente laboral tóxico; y asimismo, se fortalezca la experiencia del colaborador, es necesario que se promuevan valores relacionados con el compañerismo y la solidaridad. 

Una de las vías para lograr una cultura de bienestar en tu empresa involucra un mejoramiento de la comunicación y una compensación de las personas por su desempeño

Un ejemplo para contrarrestar un ambiente laboral tóxico es la flexibilidad laboral. Efectivamente, ser flexible puede ser una opción muy adecuada para gestionar la curva de estrés, lograr una armonía entre la vida personal y familiar; y evitar problemas de estrés laboral.

____

En resumen, un ambiente laboral tóxico afecta los vínculos entre las personas que conforman los equipos de trabajo. Y en simultáneo, dificulta el alcance de los objetivos propuestos por parte de una compañía. 

Recuerda que una de las opciones más eficientes para combatir un ambiente laboral tóxico es brindarles a los colaboradores programas de bienestar emocional.

Si tu empresa tiene una alianza con Momentu, te ofrecemos una amplia variedad de beneficios para tus grupos de trabajo. De esta manera, se podrá evitar un ambiente laboral tóxico, al realizar sesiones de psicoterapia individual online; y de coaching emocional. Y a la vez, podrán tomar clases de yoga y mindfulness

No olvides que las organizaciones se construyen a partir de las personas. Por eso, prevenir un ambiente laboral tóxico debe ser una prioridad, si deseas alcanzar la máxima productividad empresarial; y al mismo tiempo, contribuir con el bienestar emocional de tu equipo.

Related Posts

Leave a comment