La tasa de rotación de personal es un KPI importante dentro de los equipos de Recursos Humanos porque cuando este indicador es muy alto evidencia que algo no está funcionando correctamente dentro de la empresa. Es el efecto de políticas o situaciones internas/externas de la organización que influyen en el comportamiento y en las decisiones de los colaboradores. 

¿Cómo se calcula este indicador?

La fórmula es:

R=S/((I+F)/2) x 100.

Donde:

R = tasa de rotación

S = personal que se separó de la empresa en el periodo

I = personal que se tenía al inicio del periodo

F = personal que se tenía al final del periodo

Para identificar si la tasa de rotación es alta o no, ten en cuenta que un índice menor al 15% se considera una rotación sana; si es  de 15 a 30%, representa una pérdida considerable de capital humano; y si es superior a 40% señala que la tasa de rotación es muy alta. 

Luego de conocer este porcentaje, y más si es alto, debes preocuparte por hacer un análisis cualitativo para determinar las posibles causas de la renuncia de tus colaboradores. Para ello, ten en cuenta las siguientes aspectos:

  1. Perfil del colaborador: ¿Qué tipo de trabajadores son los que tienden a abandonar la empresa? ¿De qué edad son? ¿De qué equipo? ¿Qué nivel de formación tienen?
  1. Identificar las principales razones o motivos por los cuales los colaboradores rotan. Esto lo lograrás a través de entrevistas bien desarrolladas. 
  1. Rotación de vida y ciclo de vida del colaborador. Indaga en qué momento el trabajador tiende a abandonar la empresa: ¿Es en los primeros 6 meses de su contratación? ¿Cuando lleva  X  años en la empresa?

También te contamos cuáles podrían ser los principales motivos relacionados con la rotación de personal

  1. Insatisfacción laboral 
  2. Disconformidad con las condiciones laborales (contrato/salario)
  3. Poca o nula proyección o desarrollo profesional 
  4. El colaborador no se identifica con los valores y/o objetivos de la empresa
  5. Dificultad para equilibrar la vida personal con la laboral
  6. Mal clima laboral. Un ambiente pesado, conflictivo y desequilibrado que afecta la productividad y la motivación. 

Lee también: PARA MEJORAR LA SALUD MENTAL DE LOS COLABORADORES TAMBIÉN SE DEBE CONTRIBUIR EN LA MOTIVACIÓN, LA PRODUCTIVIDAD Y EL COMPROMISO

Teniendo en cuenta lo anterior, y con el fin de retener a tu talento clave y reducir las tasas de rotación, te compartimos 4 estrategias para lograrlo:

  1. Ofrece planes de carrera para fortalecer la oportunidad de crecimiento dentro de la compañía y motivar a tus equipos. 
  1. Brinda horarios flexibles para que tus colaboradores puedan equilibrar su vida personal y profesional; y trabajar en sus horarios más productivos.
  1. Fortalece los espacios de comunicación y feedback one to one. En ellos los líderes y equipos pueden expresar sus ideas, preocupaciones y dudas de manera directa y respetuosa con el fin de reconocer habilidades y oportunidades de mejora. 
  1. Implementa un plan bienestar integral. Brindarles acompañamiento para aumentar su bienestar emocional y mental a través de terapia, coaching, meditación y yoga. Con esto podrás construir equipos más productivos y con sentido de pertenencia. Además, aumentarás aproximadamente un 32% en la retención de tu equipo. ¡Es tu Momentu!

Recuerda que atraer y retener a tu talento clave es un aspecto fundamental para lograr que tu empresa crezca. 

Related Posts

Leave a comment