¿Sientes que tu jornada laboral no termina nunca? o ¿que tu agenda va a explotar en cualquier momento? Las enfermedades de salud mental como la ansiedad, el estrés crónico y la depresión pueden surgir a causa de no establecer límites en la vida laboral y personal. Quizá para muchos es una tarea difícil. Sin embargo, hacerlo se convierte en una práctica de autocuidado y de bienestar emocional que contribuirá a que tú y tu equipo sean más productivos y plenos en el trabajo. 

Sin duda, colocar límites en tu trabajo te ayudará a construir y mantener relaciones sana con tus compañeros, líderes, empresa y contigo. Por eso, en Momentu queremos contarte cómo establecer límites sanos contigo,  tus líderes y tus equipos. 

  1. Aprende a decir que no

El tiempo es demasiado valioso por eso debes aprender a priorizar y darle espacio a las actividades que te brindan valor y están enfocadas en tus objetivos y en los de la empresa. 

  1. Dentro de tu agenda agrega espacios para ti

Las pausas activas son importantes para tu bienestar emocional. Intenta enfocarte 100% en una tarea durante 25 minutos y luego regálate 10 minutos de meditación o yoga. 

  1. Bloquea tu espacio de almuerzo

Es muy importante establecer tu tiempo de alimentación porque comer conscientemente y lejos de las pantallas, sin distracciones, te permitirá disfrutar plenamente de la comida y de la experiencia de comer; mejorar tus hábitos alimentarios; aumentar la calidad de los espacios con los tuyos; y permite enfocarte mejor en tu trabajo. 

  1. Respeta los límites de los demás

Así como tú podrás establecer tus límites, los otros también podrán hacerlo. Sé congruente y valora su opinión. 

Lee también: Cómo analizar la rotación de personal en tu empresa

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE ESTABLECER LÍMITES EN EL TRABAJO?

Establecer límites en el trabajo es importante para mantener un equilibrio saludable entre la vida laboral y personal. Además:

  • Aumentas tu productividad porque puedes centrarte en tus propias tareas y evitar las distracciones.
  • Reduces el estrés laboral ya que los límites permiten que  gestiones mejor los problemas en el lugar de trabajo.
  • Mantienes una carga de trabajo razonable porque aceptas una cantidad justa de trabajo de acuerdo con tus funciones y tiempos que te permiten enfocarte en tus metas y reducir el riesgo de agotamiento y estrés laboral.  
  • Serás ejemplo para tus compañeros a quienes les demostrarás la importancia de construir una cultura de trabajo más saludable. 

Lee también: Workaholic: Señales que lo identifican como un adicto al trabajo

Aprender a establecer límites no es una tarea sencilla. Por eso, acudir a sesiones de terapia y coaching con profesionales expertos es una buena opción para conocer herramientas prácticas que te permitan colocar límites y cuidar tu salud mental.

Related Posts

Leave a comment