Empezar la semana laboral con positividad es ideal para comenzar a trabajar en el alcance de las metas individuales y grupales dentro de la compañía. En efecto, la forma en la que se inicia la semana de trabajo incide en el nivel de motivación que se tendrá en el resto de los días de la semana.

Específicamente, empezar la semana laboral con entusiasmo y organización permite orientar la voluntad hacia el cumplimiento de los objetivos organizacionales planteados con eficiencia laboral. 

Para que sepas cómo empezar la semana laboral, hemos preparado esta guía. Como resultado, tendrás todos los recursos que necesitas para dar inicio a una nueva semana y cumplir con todos los planes que hayas delimitado para tu grupo de trabajo.

1. Organiza tus tareas semanales

En primera instancia, para comenzar la semana laboral con energía, es necesario llevar a cabo una correcta planificación de las actividades de trabajo a realizar.

Siendo así, en el caso de que desees empezar la semana laboral con tus compromisos organizados, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Utiliza una aplicación de gestión de proyectos para diferenciar tareas realizadas de las pendientes. Existen múltiples interfaces que puedes aprovechar con el avance de las nuevas tecnologías, como por ejemplo Trello o Asana.
  • No olvides empezar una nueva semana comunicándote con todo tu equipo de trabajo. Utilizar Slack es una buena opción para estar alineados con todos los integrantes del equipo laboral.
  • Si te resulta más efectivo empezar la semana laboral por medio de la organización tradicional en papel, puedes emplear una agenda semanal para establecer tus tareas y no olvidar ninguna responsabilidad relacionada con el trabajo. O asimismo, utilizar el sistema de notas adhesivas para establecer recordatorios al comenzar la semana de trabajo.
  • Es cierto que generalmente la organización semanal se efectúa de forma individual. No obstante, si existen objetivos grupales, puedes iniciar la semana de trabajo diseñando tu planning junto con tus compañeros de equipo. Esto ayudará a gestionar la curva de estrés, al tener un registro de cómo se realizarán todas las tareas durante la semana laboral.

2. Ten una alimentación saludable

Por otro lado, para empezar la semana laboral positivamente, es necesario tomar conciencia de la importancia de tener una buena alimentación. De hecho, el máximo rendimiento dentro del ámbito del trabajo se logra a través de un equilibrio entre el bienestar físico y emocional; y a partir de hábitos alimenticios saludables.

Según un análisis de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), tener una alimentación saludable aumenta el nivel de productividad en un 20%.

Por ello, en el caso de que desees iniciar la semana laboral exitosamente, ten en cuenta las recomendaciones que aquí te detallamos:

  • Haz todas las comidas de manera regular, ya sea que trabajes en forma remota o presencial.
  • Al empezar la semana laboral, cocina tu propio almuerzo. Y si tienes que comprarlo, no olvides hacerlo en sitios de confianza y que cumplan con todos los parámetros sanitarios y de control.
  • Toma un descanso para comer. No te alimentes en el mismo espacio de trabajo. Busca un tiempo y lugar especial para alcanzar una alimentación consciente.
  • Consulta con un especialista en nutrición en el trabajo, si tienes dificultades para lograr una alimentación saludable y equilibrada.
  • Incorpora frutas y snacks saludables para maximizar tu concentración,  tu nivel de bienestar en tu jornada y empezar la semana laboral de forma positiva.
  • Acompaña una adecuada alimentación con una buena hidratación para que tu organismo pueda cumplir satisfactoriamente con todas sus funciones vitales.

3. Haz ejercicio físico desde el inicio semanal

Por último, no se puede empezar la semana con energía, si no se realiza algún tipo de ejercitación. Al respecto, un artículo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que 1 de cada 4 personas en el mundo (aproximadamente, unos 1400 millones) no lleva a cabo los 150 minutos de actividad física recomendada a la semana.

En efecto, el ejercicio se aconseja para todos los colaboradores por estos beneficios asociados que aquí te explicamos:

  • La actividad física es la responsable de liberar las hormonas de la felicidad: dopamina, serotonina y endorfinas. Como consecuencia, empezar la semana laboral haciendo actividad física es ventajoso para tu salud mental.
  • Reduce las consecuencias negativas del estrés en el entorno de trabajo. Por ello, si quieres saber cómo iniciar la semana laboral, es esencial hacer ejercicio. De todos modos, se vuelve imprescindible incorporar el hábito de la ejercitación la mayor cantidad de días de la semana de trabajo para maximizar sus beneficios.
  • La práctica de yoga o meditación, acompañada por actividad física que requiere un mayor esfuerzo cardiovascular, le brinda herramientas al talento humano de la compañía para enfrentar situaciones de agotamiento o de dificultad laboral. Ello, a través de técnicas de respiración y posturas, que serán recursos fundamentales en momentos de agotamiento laboral.
  • Promueve el autocuidado de los colaboradores al empezar la semana laboral. Esto no solamente es beneficioso para elevar la autoestima de las personas que forman parte de los equipos de trabajo. Igualmente, permite una mejora en el desempeño, acompañada por una disminución en la tasa de absentismo laboral.

Resumiendo, empezar la semana laboral es una oportunidad para programar las actividades a desarrollar en el resto de los días laborales con organización y motivación. Por otro lado, comenzar la semana de trabajo con entusiasmo puede ser positivo para tu salud emocional e incidir en el nivel de felicidad que experimente todo el grupo de trabajo.

Recuerda que lograr el bienestar es el paso previo para obtener el rendimiento de trabajo que deseas para tus equipos. Por eso, en el caso de que necesites ofrecerle a tu talento un programa de salud integral, ten presente que en Momentu nos especializamos en brindar psicoterapia individual, sesiones de coaching emocional y corporativo; y clases de yoga, meditación, arteterapia y Musicoterapia.

Entonces, enfócate en empezar la semana laboral con un equipo saludable, motivado y con un alto sentido de pertenencia hacia el equipo y la empresa. De esta manera, dispondrás del máximo empeño laboral de tu talento humano para obtener el crecimiento organizacional que necesitas.

Related Posts

Leave a comment