Incluso, la Inteligencia Emocional posibilita que los colaboradores puedan sobrellevar mejor las presiones del día, mejorar la relación con sus compañeros, gestionar los conflictos, liderar eficientemente y crear un ambiente laboral positivo.

La Inteligencia Emocional representa el 80% del éxito profesional de una persona mientras que la Inteligencia Intelectual sólo el 20%, según Daniel Goleman, psicólogo estadounidense. Por eso, cada vez más las empresas buscan ser emocionalmente inteligentes al atraer y retener colaboradores con habilidades y destrezas para manejar situaciones en las que aparecen emociones incontrolables, pues esto permite que aumente la satisfacción del colaborador y la productividad de los equipos hasta un 20%.

¿Cómo se manifiesta la inteligencia emocional en el trabajo?

Te compartimos 4 formas en las que se evidencia que los colaboradores y líderes tienen inteligencia emocional en el entorno laboral.

1.   Conocen su propio mundo emocional, es decir, la persona tiene la capacidad de introspección, en la que identifica qué siente, qué piensa, a qué se debe y cuál decisión debe tomar frente a esa situación.

2.  Regula adecuadamente sus emociones. Tiene la capacidad de controlar sus sentimientos y emociones para adaptarlos de manera adecuada a la situación.

3.  Tiene la habilidad para detectar las emociones de los demás. Identifica hasta cierto punto el tono de las opiniones y el estado de ánimo negativo o positivo de la otra persona frente a la situación.

4. Tiene las habilidades comunicativas eficaces para responder adecuadamente ante las emociones de los demás. Responde de manera eficaz y coherentemente en el momento justo, luego de escuchar activamente.

Lee también: Plenitud y felicidad laboral ¿Cómo conseguirla en tu equipo?

5 técnicas para mejorar la inteligencia emocional de tus equipos:

1.   Diario emocional. Puedes describir tus sentimientos y pensamientos de forma escrita. Te ayudará a aprender a identificar tu estado de ánimo.

2.  Lenguaje corporal. Analiza los movimientos y posiciones de tu cuerpo y de los otros para entender la situación emocional. El cuerpo también comunica.

3.  Comunicación asertiva. Aprende a identificar las formas adecuadas para transmitir ideas desde la autoconfianza y el respeto.

4. Escucha activa. Poner atención a lo que te dicen, te permitirá conocer las emociones y preocupaciones de los demás sin juzgar y criticar.5.Medita. Te ayudará a mejorar el control de las emociones y a desarrollar la capacidad de responder correctamente ante las situaciones.

5. Medita. Te ayudará a mejorar el control de las emociones y a desarrollar la capacidad de responder correctamente ante las situaciones.

Lee también: Cinco tips para tener una buena salud mental en el trabajo

__

En Momentu, contamos con profesionales expertos para capacitar y entrenar a tus líderes en inteligencia emocional.

Related Posts

Leave a comment