La renuncia silenciosa es una problemática que ha cobrado gran importancia en los últimos tiempos, luego del fenómeno de la Gran Renuncia, iniciado en Estados Unidos. Este se caracterizó por la renuncia masiva voluntaria de millones de colaboradores de empresas de dicho país; y no tardó en expandirse al resto del mundo. Al mismo tiempo, ha incidido en otras tendencias laborales, como la renuncia silenciosa. 

En simples palabras, en una renuncia silenciosa, el talento humano reduce al mínimo sus tareas en el mundo laboral. En efecto, las personas realizan sus actividades en el trabajo, pero no hacen más de lo necesario. Y lo hacen tan solo para conservar su empleo. 

Para que sepas todo al respecto de este evento sociológico que afecta a las compañías y a los recursos humanos, hemos preparado este artículo. Y en consecuencia, sabrás cómo prevenir la renuncia silenciosa al trabajo y podrás gestionarla en forma adecuada en pos del crecimiento de tu organización.

¿Qué es la renuncia silenciosa?

La renuncia silenciosa o “quiet quitting” (“renuncia silenciosa” en inglés) puede definirse como un fenómeno en el que los colaboradores minimizan el esfuerzo; y solamente llevan a cabo las tareas laborales indispensables durante su jornada de trabajo. 

Como consecuencia de la renuncia silenciosa, el nivel de productividad disminuye; y asimismo, se incrementa el riesgo de renuncia real, al bajar la motivación laboral y el compromiso organizacional. 

Para que sepas con más claridad en qué consiste la renuncia silenciosa, a continuación, te mencionaremos algunas de sus cualidades más distintivas:

  • Entre las causas de la renuncia silenciosa, se puede mencionar que las personas llevan a cabo exclusivamente las labores indispensables solamente para no ser despedidos de la organización.
  • Este tipo de talento humano decide no renunciar a la empresa por necesidades económicas, por comodidad o porque en realidad todavía no ha encontrado nuevas oportunidades de crecimiento laboral. Como afirma un estudio realizado por la consultora WTW, referenciado en una nota de Statista, el 45% del talento en América Latina desea cambiar de trabajo porque no está a gusto en su empleo.  
  • Los colaboradores que definen el fenómeno de la renuncia silenciosa pueden tener esta clase de comportamientos como respuesta a altos niveles de estrés laboral. Igualmente, consideran que no han recibido el reconocimiento necesario; o tienen como objetivo no caer en el síndrome de Burnout. Por eso, optan por un pasaje de la Gran Renuncia a la renuncia silenciosa.  
Estrategias de prevención de la renuncia silenciosa

Para enfrentar la renuncia silenciosa, es necesario observar con atención el estado general del talento humano de los equipos de tu empresa. Y además, dentro de las prioridades de recursos humanos, debe existir la planificación de ciertos mecanismos que permitan el mejoramiento del bienestar del talento humano. 

Siendo así, aquí te presentaremos y explicaremos algunos de los recursos que puedes poner en acción para prevenir las desventajas de la renuncia silenciosa en tu organización:

1. Mejoramiento de la comunicación

En primera instancia, para reducir el impacto de la renuncia silenciosa en tu compañía, es necesario que fortalezcas el feedback comunicacional con tu grupo de trabajo. Para lograrlo, puedes llevar a cabo las siguientes acciones:

  • Realiza encuestas de satisfacción laboral para conocer el nivel de bienestar de las personas de tus equipos, Y así, podrás descubrir cuál es el clima laboral en tus entornos de trabajo y evitar una renuncia silenciosa. 
  • Crea espacios de capacitación para desarrollar mayores grados de comunicación entre compañeros; y sobre todo, en relación con los vínculos de los líderes con las personas. 
  • Diseña encuentros individuales y grupales para conocer en mayor profundidad cuáles son las necesidades de tu talento para evadir la renuncia silenciosa. 
  • Define un manual de comunicación corporativa, en el que se detalle cuál es el estilo comunicativo que deben utilizar las personas dentro y fuera de la organización. A la vez, establece qué se espera a nivel comunicacional de los colaboradores, junto con la misión, visión y objetivos de la empresa con respecto a la comunicación.
2. Motivación del talento

Por otro lado, otra de las mejores vías para neutralizar la renuncia silenciosa, es planificar y aplicar metodologías que incrementen la felicidad y motivación en el trabajo. Particularmente, puedes contemplar las siguientes estrategias:

  • Ofrece a las personas de tus equipos posibilidades de crecimiento dentro de la organización. Una de las características de la renuncia silenciosa es que ocurre porque los colaboradores están situados en una zona de confort y no tienen nuevos desafíos que afrontar. Por eso, puedes proponer promociones internas o asignarles nuevas tareas para motivarlos. 
  • Brinda flexibilidad laboral. Este es uno de los caminos para la Gran Retención. De acuerdo con un estudio de Glassdoor, presentado en una nota de la BBC, el 50% de las personas considera esencial lograr un equilibrio entre la vida laboral y personal a la hora de conservar un empleo. Ante esta situación, para reducir la renuncia silenciosa, puedes implementar jornadas de teletrabajo o híbrido, días libres o una reducción de horarios por cumplimientos de objetivos. 
  • Otorga la posibilidad de participar en programas de bienestar emocional. De hecho, al incluir estas estrategias de bienestar laboral a distancia, mejorará la seguridad psicológica laboral y se motivará al talento, para orientar su voluntad al cumplimiento de las metas con un mayor compromiso. 

En resumen, la renuncia silenciosa es una nueva vía que incide negativamente en la productividad empresarial. Esta genera problemas de desmotivación y malestar emocional en las personas que brindan sus servicios en distintas organizaciones. 

Para contrarrestar las consecuencias de la renuncia silenciosa en el talento humano y desde la perspectiva de las organizaciones, es necesario que desde el departamento de Recursos Humanos, se planteen políticas que prioricen a las personas. Una forma de hacerlo es por medio de los programas de bienestar laboral. 

Si buscas un aliado emocional que te ayude a prevenir las renuncias silenciosas, es tu Momentu. Recuerda que el principal camino para alcanzar el rendimiento y evitar la renuncia silenciosa, es focalizar tu tiempo, atención y energía en las personas que integran el talento de tu compañía. Por eso, lidera de forma positiva y aprende a reconocer las necesidades de tus equipos. 

Como resultado, podrás poner en acción metodologías basadas en la salud emocional. Y así, alejarás la renuncia silenciosa de tu empresa y los resultados esperados se presentarán en la realidad

Related Posts

Leave a comment